viernes, 13 de julio de 2012

Palabra Complementada (LPC)

     La Palabra Completada o Cued Speech (LPC) fue creada en 1967 por Cornet en el marco de la educación de los niños y jóvenes sordos con el objetivo de facilitar la comprensión de los mensajes hablados. En la versión española, este sistema se dió a conocer en 1998 por Torres.

LPC no es un sistema signado ni gestual sino que es un método eminentemente oral en el sentido de que su objetivo es complementar la lectura labial, para ello, combina la lectura labiofacial con ocho configuraciones de la mano que se ejecutan en tres posiciones distintas respecto al rostro. Las configuraciones manuales permiten identificar las consonantes a través de tres parámetros: posición, forma y movimiento de la mano.

Mientras que las vocales se corresponden con los diferentes lugares en los que son articuladas las configuraciones. Es necesario tener presente que LPC es un sistema fonético que representa lo que se oye y habla, y no lo que se escribe.

La información obtenida únicamente a través de las posiciones de la mano no es suficiente para la emisión ni recepción del mensaje. Se precisa la simultaneidad boca-mano. Los complementos manuales, también llamados kinemas, están desprovistos de contenido lingüístico, es decir, no tienen ningún significado al margen de la lectura labial. Es un complemento al habla y por tanto adquiere significado en combinación con ella, pues facilita la lectura labial al visualizar los fonemas no visibles y suprimir las ambigüedades.

La Palabra Complementada es un sistema que hace posible el desarrollo lingüístico oral en todos sus aspectos: fonológico, semántico, morfosintáctico y pragmático. En el estado actual de la investigación científica sobre el desarrollo lingüístico oral del sordo profundo prelocutivo, La Palabra Complementada ha de ser preferida, antes de los tres años de edad, a otros sistemas por su capacidad de instaurar la fonología como paso previo a otros desarrollos y manifestaciones del lenguaje. Con esta instauración previa de la fonología, el bebé y niño sordo está en igualdad de condiciones que su par oyente para abordar el desarrollo lingüístico en sus aspectos de contenido (significado de las palabras) y de forma (morfología y sintaxis).

Para facilitar el uso de LPC podemos utilizar el programa La Palabra Completada. Es una aplicación multimedia, desarrollada por José Sánchez Rodríguez y María José Ruiz Casas, con la que se pretende facilitar el aprendizaje de LPC. Su curso está compuesto de 8 lecciones e incorpora un tutorial en el que se presenta y describe LPC.


Utilizando este programa, resulta interesante el Método Oral Complementado (MOC) resultado del Convenio de cooperación entre la UMA y Delegación de Educación. Este método es un modelo estructurado de intervención logopédica basado en los avances de la Psicología Cognitiva, la Psicolingüística y la Neurolingüística.


Sus objetivos son:

·         Crear un puente entre la investigación básica y la práctica logopédica.
·         Crear materiales para la intervención a partir de hallazgos científicos en investigación básica.
·         Reunir un grupo de sujetos sordos prelocutivos cuyo único SAC haya sido La Palabra Complementada.
·         Formación de profesionales y padres.

En su página web podemos acceder a información sobre su programa, metodología e instrumentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada